.

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

..

mitos-mexicanos juegos gratis Creative Commons License Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

.

.

-

,

martes, febrero 27, 2007

HONGOS DE YUGGOTH// POEMAS DE HORROR COSMICO


HONGOS DE YUGGOTH //H.P. LOVERCRAFT

Poemas de horror cósmico

VIENTOS ESTELARES

Es la hora de la penumbra crepuscular,
Casi siempre en otoño, cuando el viento estelar se precipita
Por las calles altas de la colina, que aunque desiertas
Muestran ya luces tempranas en cómodas habitaciones.
Las hojas secas danzan con giros extraños y fantásticos,
Y el humo de las chimeneas se arremolina con gracia etérea
Siguiendo las geometrías del espacio exterior,
Mientras Fomalhaut se asoma por las brumas del Sur.
Ésta es la hora en que los poetas lunáticos saben
Qué hongos brotan en Yugoth, y qué perfumes
Y matices de flores, desconocidos en nuestros pobres
Jardines terrestres, llenan los continentes de Nithon.
¡Pero por cada sueño que nos traen estos vientos
Nos arrebatan una docena de los nuestros!

SIRENAS PORTUARIAS

Por encima de viejos tejados y agujas desconchadas
Las sirenas del puerto cantan durante toda la noche;
Gargantas venidas de puertos extraños, de blancas playas lejanas
Y océanos fabulosos, concertadas en coros abigarrados.
Ajenas unas a otras, no se conocen entre sí,
Pero todas, por obra de alguna fuerza oscuramente concentrada
Desde abismos ensimismados más allá del curso del Zodiaco,
Se funden en un misterioso zumbido cósmico.
A través de vagos sueños organizan un desfile
De formas aún más vagas, insinuaciones y visiones;
Ecos de vacíos exteriores e indicios sutiles
De cosas que ni ellas mismas pueden definir.
Y siempre en ese coro, tenuamente entreveradas,
Captamos algunas notas que ningún buque terrenal emitió jamás.

NYARLATHOTEP

Y al fin vino del interior de Egipto
El extraño Oscuro ante el que se inclinaban los fellás;
Silencioso, descarnado, enigmáticamente altivo
Y envuelto en telas rojas como las llamas del sol poniente.
A su alrededor se apretaban las masas, ansiosas de sus órdenes,
Pero al marcharse no podían repetir lo que habían oido;
Mientras por las naciones se propagaba la pavorosa noticia
De que las bestias salvajes le seguían lamiéndole las manos.
Pronto comenzó en el mar un nacimiento pernicioso;
Tierras olvidadas con agujas de oro cubiertas de algas;
Se abrió el suelo y auroras furiosas se abatieron
Sobre las estremecidas ciudadelas de los hombres.
Entonces, aplastando lo que había moldeado por juego,
El Caos idiota barrió el polvo de la Tierra.

AZATHOTH

El demonio me llevó por el vacío sin sentido
Más allá de los brillantes enjambres del espacio dimensional,
Hasta que no se extendió ante mí ni tiempo ni materia
Sino sólo el Caos, sin forma ni lugar.
Allí el inmenso Señor de Todo murmuraba en la oscuridad
Cosas que había soñado pero que no podía entender,
Mientras a su lado murciélagos informes se agitaban y revoloteaban
En vórtices idiotas atravesados por haces de luz.
Bailaban locamente al tenue compás gimiente
De una flauta cascada que sostenía una zarpa monstruosa,
De donde brotaban las ondas sin objeto que al mezclarse al azar
Dictan a cada frágil cosmos su ley eterna.
“Yo soy Su mensajero”, dijo el demonio,
Mientras golpeaba con desprecio la cabeza de su Amo.

NECRONOMICON
Abdul Al-Hazred


************************************
************************************
Descripción


Según Lovecraft, el Necronomicón es un libro de saberes arcanos y magia ritual, cuya sola lectura provoca la locura y la muerte. Pueden hallarse en él fórmulas olvidadas que permiten contactar con unas entidades sobrenaturales de un inmenso poder. También incluye multitud de rituales para resucitar a los muertos, viajar a las dimensiones donde habitan estos seres sobrenaturales, etc.
El Necronomicón aparece en gran parte de los escritos de Lovecraft, que cita también otros libros imaginarios, como De vermis mysteriis (que se traduce del latín como "Sobre los misterios del gusano") y Le culte des goules (que en francés quiere decir "El culto de los gules"). En este caso no se refiere al color rojo utilizado en heráldica, sino a los gules, seres mencionados en la mitología de la Mesopotamia asiática, que se consideraban como "muertos" que llevaban una especie de vida nocturna a expensas de los vivos, devorando sus cadáveres. Resultan similares a las "larvas" y "lémures" de los latinos, a las mormos de los antiguos griegos, o a los más conocidos "vampiros" de Europa centrooriental. El tratado sobre los gules se atribuye al ficticio autor Conde D'Erlette (un guiño a August Derleth, discípulo de Lovecraft).

"Orígenes" del texto

Según los mitos pergeñados por Lovecraft, el libro fue escrito con el título de Al Azif (al azif, en árabe: "el rumor"... de los insectos por la noche, rumor que en el folclore arábigo se atribuye a djins y guls) alrededor del año 730 d.C. por el poeta árabe loco Abdul Al-Hazred, de Sana (Yemen). Se dice que Alhazred murió a plena luz del día bajo las garras de una bestia invisible, delante de numerosos testigos.
Lovecraft abunda en datos para hacer verosímil la existencia del libro. Por ejemplo cita como uno de sus compiladores a Ibn Khallikan, erudito iranioárabe que existió realmente.
Hacia el año 950 fue traducido al griego y adoptó el título actual griego: Necronomicón.
Comenzó a tener una rápida difusión entre los filósofos y hombres de ciencia de la Baja Edad Media. Sin embargo, los horrendos sucesos producidos en torno al mismo hicieron que la Iglesia Católica lo condenara en el año 1050. En el año 1228 Olaus Wormius tradujo el libro al latín, en la que es la versión más famosa, pues (siempre según la ficción lovecraftiana) aún quedan algunos ejemplares de ella, mientras que los originales árabe y griego se han perdido (o al menos eso es lo que se cree).

Ficción verosímil

Obviamente el libro es ficticio, ya que Lovecraft en repetidas ocasiones lo afirma en correspondencia que sostuvo con su círculo de amigos. De hecho, el famoso árabe loco Abdul Alhazred no es más que un apodo que él mismo se puso en la infancia, inspirado en la reciente lectura de Las mil y una noches.
Lovecraft logró hacer un excelente engaño al dar presuntos datos respecto al Necronomicón. Por ejemplo, señalaba que quedaban muy pocos ejemplares de tal libro "prohibido" y "peligroso". En el cuento "El horror de Dunwich" se ubican ejemplares en la Universidad de Buenos Aires, en la Universidad de San Marcos de Lima, en la Biblioteca de Widener de Harvard, la Biblioteca Nacional de París, en el Museo Británico y en la inexistente Universidad de Miskatonic en la ciudad de Arkham (que aparece repetidamente en los cuentos de Lovecraft). Es así que muchos creen efectivamente en la existencia de tal libro y se han dado casos de sujetos estafados al comprar los supuestos "originales" del Necronomicón.
Sin lugar a dudas, este libro tiene la fama de dar pie a las más grandes confusiones. Se pueden encontrar páginas en internet que pretenden desvelar sus misterios y hasta lugares donde se ofrece a la venta. Es frecuente que se cometan estafas, ofreciendo como "ejemplares del Necronomicón" réplicas de grimorios medievales.
Una leyenda urbana cuenta que una vez un estudiante de alguna universidad del mundo gastó la broma de incluir su ficha en el registro de la biblioteca y así el Necronomicón fue pedido insistentemente (incluso por profesores). Se dice que Jorge Luis Borges creó una ficha sobre el mismo en la Biblioteca Nacional de Argentina asi, como en el catalogo de la biblioteca de Santander (españa) aparecia tambien una versión latina del mismo.

El hecho, es que esto, no es una leyenda humana, en el gran auge de LOVERCRAFT, posterior a su muerte, multitudes de estudiantes, y gente normal, se aventuraban en las biblitecas de todo el mundo a buscar el preciado Necronomicon, hasta que al final, estos buscadores de Tesoros perdidos, empezaron a introducir fichas del libro, en los listados de infinidad de bibliotecas de todo el mundo, muchas fueron retiradas, a consecuencia de la gran demanda de un libro que aunque tenian en listado, no lo tenian ; y hasta llego a traer de cabeza a mas de un bibliotecario de Universidad, pero tal era el revuelo sobe el Necronomicon, que en "muchas bibliotecas, no retiraron las fichas", era como una broma de los biblitecarios al personal asistente a las bibliotecas, con una pequeña muestra de humor, les decian que este libro no existia, pero aun hoy en dia, hay fichas del Necronomicon en algunos lugares del mundo.

Nota: Tal fue la credibilidad de los Mitos de Ctulhu, y Del mismo Necronomicon, que la sola entrada de la palabra Necronomicon en un buscador de Internet, da miles de entradas, hasta de ventas del libro, aunque este libro, son recopilaciones de cuentos de Lovercraft, o un libro, que dicen que es "satanista" que aunque lleve el nombre Necronomicon, se llama The Black Book, por supuesto, nada que ver con el Necronomicon.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

woaaao

calia dijo...

hola que tal, la verdad es la primera vez que me meto a esta pagina y fue por accidente, le empece adar un vistazo y la neta me gusto me parece que es una paguina muy completa sobre lo oscuro y lo
misterioso que a uno le aterra pero sorprende la verdad me entretiene att calia

Seguidores

UNOS SITIOS PARA PERDERSE UN RATO

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZATE